jueves, 25 de agosto de 2011

2 películas

Pochocleras. Mainstream. Producción yankee. Mercado, industria.

Pero qué buenas. Y las vi en el cine (cosa poco habitual en mí dado el elevado precio del cine comercial).

Super 8. JJ Abrams, producida por Spielberg.
Según gente que respeto mucho, una película flojísima. Yo en tanto creo que es una gran película... Ya me había encantado Cloverfield (producida por Abrams) y la primer parte de Lost (no así las últimas temporadas), y Super 8 me pareció muy divertida y emocionante incluso. El final se discute... A mí me pareció genial, pero bueno, medio efectista, puede ser.
Una peli que quería que alguien haga. A Spielberg no lo bancaba de más chico, pero después entendí que es un grande. Jaws es una película increíble, de mis preferidas desde hace unas semanas...
La dupla Abrams - Spielberg entonces funciona bien. Tengo ganas de ver ahora qué onda con la peli de Tin Tin que dirige el propio Spielberg. No es la animación que más me gusta pero puede que esté buena...


Rise of the planet of the apes. Rupert Wyatt
Cuando la peli avanza entré en un dilema que no podía resolver hasta que no terminara. ¿La película es o no Darwinista? Y la respuesta es sí. La verdad es que me gustó mucho, me pareció super inteligente la resolución.
Otra vez el problema del final. A mí me encantó pero otros lo odiaron... Pero para mí era muy necesario.
Cabe decir que no vi ninguna de las películas anteriores (me niego a ver la de Burton) pero creo que esta película funciona muy bien (al menos por sí misma). Me gustó mucho. Me dejó reflexionando un montón...

2 comentarios:

Alix Maladroit dijo...

Creo en realidad que lo que no me cerró en Super 8, lo que me la volvió inverosímil, no fueron tanto los efectos, sino la (por ponerlo en una palabra) cursilería. Empieza con todo (el tren, el tren!!) y a mi me prometía una trama re compleja y suspenso por todos lados, y desde un principio es re adorable, pero llega un punto en el que cruza la línea, y pasa a la ñoñez y a perder la gracia del misterio. Llega un punto en el que recordás que lo que estas viendo era solamente una película que homenajeaba a ET, que en realidad después de todo no era tan compleja. Y solamente me choca después de las expectativas del principio.
En jerga de persona común, hacia el final "me la bajó"
Prefiero a Spielberg, prefiero ET.
Ahora, el planeta de los simios, tenés que ver las anteriores!!! Lo mejor de la nueva es la conexión con las viejas (cierra todo). Y en cuanto a los efectos me gustaron mucho y me gustó que el mono hablara. En cuanto a ideologías todavía no la digiero. Fui esperando ver un trasfondo sobre evolución, sobre revolución, y lo tuvo (sobre todo revolución, revolución comunista), pero también tuvo monos explotando cosas y matando gente y montando caballos. La violencia y la exageración me shockeó un poco, quizás en un buen sentido, pero todavía me cuesta tomarme en serio las películas con monos. Sobre todo un mono como el que era el jefe en la prisión, por dios era muy chistoso.

Obvio que igual disfruté ambas en el cine, Super 8 sobre todo.
Che, te haría una fundamentación mejor redactada pero tengo tarea hasta la coronilla.
Chau!

clau dijo...

La de Burton sinceramente no te la recomiendo. Es un remake espantoso. La original, es de decir la de 1968 (de Franklin J. Schaffner) es una verdadera joyita. Y con uno de esos finales que te dejan boquiabierto (eso si ningún boludo te lo preanunció).

A mí esta suerte de precuela me gustó bastante. Tiene unos efectos visuales asombrosos, pero sobre todo hay una buena vuelta de tuerca a la historia. Parece que se viene una segunda parte pronto, así que habrá que estar atentos.

Saludos.